La ceremonia es el momento más especial de toda la boda pero en ocasiones pensamos que por hacer una ceremonia civil no sería tan linda o emotiva como una ceremonia religiosa, pero no tiene por qué ser así.

Si decidiste que tu ceremonia sea civil y deseas que sea realmente especial puedes considerar varias cosas que te permitan incluir elementos simbólicos y hacer de ello no solo un proceso legal sino un momento emotivo.

Lo más importante es la elección del abogado, al elegirlo debes tomar en cuenta que sea un abogado que haga bodas regularmente ya que no todos tienen experiencia en ello y si es así no tendrán la sutileza de desarrollar el tema desde el punto romántico, o de una forma más sentimental y no tan protocolar; así que es bueno que valides esta información con el abogado y que puedan reunirse con él para que revisen los detalles, hacer un formato de cómo será la ceremonia y así saber cómo se desarrollara.

También es importante poder incluir algún ritual en la ceremonia, existen muchos rituales simbólicos del matrimonio y de la unión en pareja que se pueden incluir en medio o al final de la ceremonia, entre ellos puede ser el cordón de tres hilos, plantar un árbol, ritual de arenas o ritual de la rosa, así que siempre hay alternativas que pueden hacer conectar con el momento.

Y si no son de rituales pueden incluir alguna lectura bíblica, un poema, una canción o algún familiar puede decir algunas palabras especiales, lo idea es que sea alguien con buen don de palabra y que sea una persona de gran aprecio para la pareja así el sentimiento fluirá normal o mejor aún una de las madres de los novios puede hacer una oración perfecta para  complementar el momento, todos estos elementos añaden un toque emotivo y rematico a una ceremonia civil.