Los niños en la ceremonia se ven realmente adorable, siempre hacen un hermoso papel en las bodas, todos esperan con ansias en el momento de ver a esos pequeñines caminando hacia el altar.

En el cortejo es muy usual incluir niños incluso visualmente es muy armónico y le da un toque de ternura y diversión, dependiendo del número total de niños podemos organizar mejor el cortejo, los anillos los puede llevar una niña, un niño o una parejita de pajes y la antesala a la novia se puede hacer bien sea con un divertido rotulo de anuncio o bien, con la clásica niña de las flores.

La niña de las flores, se ha vuelto una tradición infalible, los pétalos representan el romance en el ambiente y al ser lanzado por las niñas les dan esa sensación de frescura y emotividad en la ceremonia, preparando a los invitados para recibir a la esperada novia.

Aunque esta tradición es muy hermosa, lamentablemente no en todos los escenarios se puede usar esa linda práctica, ya que en algunos templos no los permites pero siempre que puedas no dejes de incluir a la niña de las flores.