¿Ya discutiste por primera vez con tu pareja, por el tema de la boda?

El proceso de la boda es un periodo largo donde se deben tomar decisiones, hacer ajustes económicos, dedicar tiempo y esfuerzo, esto en ocasiones puede ser agotador, por lo que te damos 5 consejos para que este proceso sea más llevadero para ambos y lo disfruten.

1-   Presupuesto:

Uno de los temas que puede causar más fricciones es el económico, por lo que le recomendamos hacer un presupuesto desde el inicio, un presupuesto realista les ayudara a definir desde el principio temas como cantidad de invitados, locación, licor y demás detalles importantes que incluye en el presupuesto.  Establezcan de donde tomaran el dinero, y si las obligaciones son compartidas de qué forma lo pagaran y en que fechas. No asuman responsabilidades que no puedan cumplir ya que esto puede llevarlos adquirir deudas no deseadas o un estrés insoportable porque no tienen ni idea de dónde sacar el dinero.

2-   Aceptar:

Los hombres y mujeres somos seres totalmente diferentes no esperes que tu novio sea Martha Stuarts en versión masculina (Experto en invitaciones, pasteles, mantelería, invitaciones, menú…) tenle paciencia. Algunas veces no es que no quiera participar en la organización sino que no se le dan fácil estos temas. Habrá muchas decisiones que tendrás que tomar tu sola y no pasa nada.

3-     Cantidad de invitados:

La boda es uno de los momentos más importantes de la vida, un momento íntimo y personal que deseas compartir con tus seres más queridos, por eso siéntate con tu pareja a elegir quiénes serían los posibles invitados y luego entre los dos revisen hagan la elección final, no es necesario tener una gran cantidad de asistentes para que la boda sea maravillosa, SI asegúrate que los que te acompañan sean los indicados.

4-     Quienes se involucraran en los preparativos:

Muchas veces los padres, tíos o padrinos deciden apoyar económicamente en la boda, pero a veces esa ayuda viene con demandas e intromisiones sobre la organización. Si por ejemplo: La mamá del novio ha decidido aportar para el catering, pero exige que se sirva específicamente cierto menú. El padrino ayudara con el licor pero desea 4 campos para sus amigos, la hermana cree que es su boda y quiere opinar en cada decisión, todo esto puede pasar, y resultar muy estresante lo mejor es que desde un principio se establezca quién paga, quien toma las decisiones y establecer límites claros.

5-     Tiempo para ustedes:

Hablar del mismo tema durante el día y la noche, todos los días por muchos meses es, Cansado! Tómense su tiempo para disfrutar de su compañía, de los amigos, la familia, descansar, pasear, hacer cualquier actividad que no sea de la boda.

Buscar ese espacio “Libre de Boda” los ayudara a conectarse y relajarse.

El matrimonio es un motivo de alegrías y no de discusiones, no dejes que nada te opaque la felicidad que llevas dentro, intenta imprimir ese sentimiento en cada una de las tareas de la planificación, y así recordaran ese proceso como uno de los momentos más gratos de su vida.