Como sabemos, seleccionar el vestido de novias es una de las preocupaciones más importantes para ellas, encontrar el compañero ideal para esa noche mágica puede resultar una gran preocupación y hasta que no hacen este paso no están tranquilas.

Si estas iniciando la búsqueda de tu vestido, sabemos que debe ser el vestido perfecto para ti, por ello hay que dedicarse un tiempo en trabajar en ello, tomarte el tiempo  de ver opciones para que cuando lo veas sepas que él es el indicado, si! por muy loco que parezca cuando encuentras el vestido ideal lo sabes en ese momento, muchos piensan que no es posible pero es así, por ello es importante dedicar tu tiempo para dar con ese vestido que hará el clic contigo.

Es recomendable, que antes de ir a las tiendas a probarte vestidos inicies viendo fotos que te ayuden a hacer una idea de cuál es tu estilo, si te gustan pomposos, con velo, con mantilla, con mangas o sin ellas, esos puntos te darán un más amplio enfoque en la búsqueda, ya sabiendo lo que no te gusta y lo que si concentraras tu búsqueda más cerca de lo ideal para ti, también esto es súper importante para que al llegar a la tienda le des una idea a la asesora de que estas buscando, considerando que por cada cita hay un cupo limitado de vestidos a probarse.

Cuando llegas a la tienda vez miles de opciones pero si ya estás en definición con tu estilo esta selección será más fluida, siempre es recomendable que acompañada, puede ser de tu mama o una amiga que te den ese apoyo de acompañamiento.

En ocasiones cuando te pruebas un vestido, no te gusta o lo sientes que no era lo que esperabas, pero cuando te pruebas el indicado, la emoción te invade de verte tan hermosa en todo tu esplendor y ahí descubres que él  es el que estabas buscando, considera como te ves y cómo te sientes con él, ya en ese momento no importa las modas o tendencias; es el vestido y tú lo que deben estar en armonía para que seas la más bella de la noche y sientas que ya estas lista para tu boda así falte mucho tiempo ya tienes lo que necesitabas para lucir como una princesa.