Cuando ya se oficializo el compromiso, nos vienen muchas cosas a la mente con todo lo que implica planificar una boda; vestido, flores, colores, comida, recuerdos en fin un montón de cosas y una pregunta frecuente es cuando empezar con todo esto.

Por eso es importante hacer un plan de trabajo de todo los detalles que necesitamos, apoyarnos en un equipo que de proveedores y organizadores que puedan respaldar cada detalle para logar el sueño de la boda perfecto un hecho realidad.

Aunque estemos ansiosos no todo se debe hacer al mismo tiempo, cada cosa tienen su tiempo y su proceso y hay rubros que deben verse con anterioridad y otras cosas que no se pueden definir hasta estar más cerca, en promedio lo usual es preparar una boda con un año de antelación esto te da espacio de poder organizar detales paulatinos y poder seguir con tu rutina, organizar una boda solos como pareja es una gran carga de trabajo por eso siempre es importante tener un esquipo tras de tu boda, así podrás disfrutar por completo tu día y no preocuparte por nada ya que hay personas trabajando en ello.

Lamentablemente hay detalles que no se pueden confirmar hasta un mes o menos de la boda pero si pueden organizar iniciando con la cantidad de invitados y el presupuestos que deseas gastar en la boda para así inicial de una forma mucho más fácil y poder distribuir los rubros y determinar preferencias y estilos, con ello debes definir el lugar para poder apartar la fecha y de ahí reservar cada una de los proveedores.